lunes, 25 de abril de 2011

Le Corbusier


Ya que yo no soy muy dada a las descripciones de edificios os dejo con un pequeño escrito de mi amigo Alvaro que es arquitecto y sabe de esto, yo solo os aburriria.




Deambulando por  el boulevar Michellet, típica avenida de ensanche de los años 50, 
encontramos la unidad de habitación como un barco entre un mar de edificios residenciales. 
Edificio canónico del célebre arquitecto y artista Le Corbusier, es uno de los edificios de 
vivienda más importantes de la arquitectura moderna del siglo XX. En apariencia uno puede 
pasar por delante suya sin notar la riqueza del proyecto. En principio no mucho le diferencia de 
otras viviendas de alrededor, gris hormigón, terrazas, volumen tetraédrico….  Pero con un 
rápido vistazo uno empieza a darse cuenta de las cualidades que la hacen única. En primer 
lugar el giro respecto de la trama de la ciudad, que le orienta Norte-sur, gesto sencillo pero 
eficaz, luego los grandes pilares que la levantan del suelo como si flotara, forma de ganar 
espacio público y jardín. Ya en la entrada uno empieza a sentir la escala tan singular que posee, 
es un edificio que se ciñe a la perfección a las medidas del Modulor, modelo ideal del propio 
LeCorbusier.  Una vez dentro sorprende el interior de cristaleras de colores y hormigón visto 
mezclado con colores vivos. Pero lo que más le diferencia de los edificios de la zona, es la 
terraza. Un excepcional mirador sobre la bahía de Marsella, en el que encontramos desde un 
spa, hasta una guardería o un gimnasio para residentes. Y es que esa es su esencia, el edificio 
funciona como un transatlántico urbano, en el que hasta encontramos una planta comercial 
plagada de bares y tiendas, de forma que los residente encuentren todas su necesidades de la 
vida cotidiana dentro de su lugar de vivienda. La unidad de habitación es un manifiesto de 
LeCorbusier  y su forma de entender la ciudad moderna, ciudad del coche y de la autopista, en 
la que se vive en unidades como la de Marsella, que a fin de cuentas no son sino una micro 
ciudad. 
     

                                                                                                                       Alvaro Lopez

                                                                   















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada