miércoles, 8 de diciembre de 2010

¡ACUARELAS!

¡Qué sencillas me resultaron después de la experiencia con los pasteles!




Álvaro el previsor dejó preparada la goma arábiga el día de antes, pero el aguamiel lo mezclamos esa misma tarde. Cuando empezamos no sabíamos la proporción exacta de glicerina así que probamos con unas cuantas gotas y parece que dio resultado. La introducción del pigmento resulto muy sencilla y pronto quedaba una mezcla con una consistencia que nos parecía la correcta, exceptuando el magenta, cómo no, que para ser un color tan vivo, te quieres morir para mezclarlo.







Si han salido mal, habrá que repetirlas, pero no me importaría me a resultado hasta gratificante después de los pasteles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada